Esterilizadores de biberones

Durante los primeros meses de vida de nuestros hijos hemos de ser muy cuidadosos con intentar que no enfermen. Además de abrigarles correctamente deberemos tener cuidado con lo que come e intentar que ingiera los mínimos gérmenes posibles.

Es importante esterilizar las cosas que se suelen llevar a la boca, principalmente biberones y chupetes, aunque también deberás esterilizar algún mordedor si le salen pronto los dientes. Con la esterilización se intenta evitar que el bebé pueda tener alguna infección estomacal durante los primeros meses de vida.

Hasta cuándo se deben esterilizar los biberones

Habitualmente los pediatras suelen recomendar esterilizar los biberones y chupetes durante los primeros cuatro meses de vida, aunque hay de todo, algunos recomiendan esterilizar hasta el primer año de vida y otros no lo ven necesario si se ha hecho un cuidadoso lavado de estos.

Conforme el bebé va creciendo se van retirando estas medidas a la vez que empieza a ingerir nuevos alimentos como la fruta. Además el bebé se mueve más y cada vez toca más cosas.

Una vez que el bebé empieza a pasar tiempo en el suelo, es decir, tocando y chupando todo lo que tiene a su alcance, ya no tiene mucho sentido seguir esterilizando los biberones.

Cómo esterilizar los biberones

La esterilización se puede realizar mediante un aparato, con productos químicos o simplemente hirviendo las partes en una olla.

  • Con una olla: Si estás usando una olla para esterilizar los biberones únicamente has de poner a hervir los biberones y chupetes durante cinco minutos. Es conveniente hacerlo con la olla tapada para que se esterilice todo correctamente además de ahorrar energía.
  • Con un esterilizador de biberones: Si estás usando un esterilizador deberás seguir las instrucciones del fabricante. A groso modo existen dos tipos, los esterilizadores eléctricos, en los que deberás poner una cantidad de agua y activar el aparato y los esterilizadores para microondas, que tras incluir el agua los meterás en el microondas durante unos minutos.
  • Con pastillas esterilizadoras: Igualmente has de seguir las instrucciones del fabricante, lo habitual es diluir la pastilla en agua e introducir en el agua los biberones durante media hora.

Esterilizador de biberones eléctrico

Un esterilizador de biberones eléctrico es un pequeño electrodoméstico que funciona de una forma muy simple, los pasos a dar son los siguientes:

  1. Depositar agua en el depósito de agua del aparato.
  2. Introducir los biberones
  3. Poner en marcha el esterilizador de biberones.

Durante unos minutos el esterilizador evaporara el agua del depósito, consiguiendo una temperatura de unos 100º en donde están los biberones y matando la mayoría de las bacterias.

Existen esterilizadores de biberones electricos de diferentes tipos:

  • Individual
  • Con espacio para varios biberones
  • Con posibilidad de usarse como calienta biberones
  • Con capacidad para esterilizar otros objetos como chupetes, sacaleches, mordedores, …

Su precio suele estar entre los 30€ y los 70€ de las marcas más conocidas.

Esterilizador de biberones para microondas

Desde hace algunos años se vienen popularizando los esterilizadores de biberones para microondas. Sus ventajas frente al esterilizador eléctrico es que ocupan menos espacio y son más baratos.

Los esterilizadores para microondas no son más que una caja hermética donde se colocan los biberones, el agua que indica el fabricante y si meten al microondas. Los pasos para usarlos son los siguientes:

  1. Poner los biberones o en el esterilizador (o otros objetos que se necesiten esterilizar)
  2. Llenar el depósito de agua
  3. Cerrar la caja correctamente
  4. Poner el microondas a máxima potencia unos 4 minutos. Revisar las instrucciones del fabricante.

Al igual que en los eléctricos el agua de su interior se evapora consiguiendo una temperatura de unos 100º durante unos minutos, lo cual mata la mayoría de las bacterias.

El precio de los esterilizadores para microondas oscila entre los 10€ y los 25€. Esto sumado a la ventaja que es mucho más fácil de guardar tras cada uso los hace ideales salvo que te sobre espacio en la encimera.

La principal desventaja es que algunos esterilizadores de mala calidad se deforman tras varios usos debido a que han usado materiales de baja calidad y al deformarse y dejar de ser herméticos pierden su utilidad.

Ficha del artículo
Fecha
Artículo
Esterilizadores de biberones
Valoración del autor
51star1star1star1star1star