Chupetes y cómo elegirlo ✔

Buenas a tod@s,

En esta segunda entrada del blog quiero hablar de algo más sencillo que en la primera. Elegir chupete!

tetina anatómica, gota o fisiológica

tetina anatómica, gota o fisiológica

¿Como debe ser un chupete?

Aunque más sencillo no hay que tomar esta decisión como poco importante, tu hijo pasará mucho tiempo con el chupete y la elección de uno inadecuado, ya sea por grande, pequeño o del chino, puede provocarle problemas. Un chupete para tu hijo deberá cumplir al menos lo siguiente:

  • Que cumpla las medidas de seguridad
  • Que sea anatómicamente adecuado, tanto en tamaño como en forma.
  • Que calme a tu bebé.

Medidas de seguridad

Las medidas de seguridad que han de cumplir los chupetes son obvias, han de cumplir la directiva de seguridad de la UE (en este caso UNE-EN 1400-1/2/3:2003). Todo chupete que te encuentres a la venta en un establecimiento serio (farmacias, supermercados, tiendas de bebes) cumplirán las medidas.

Las medidas básicas de esta directiva son:

  • El chupete no de deberá poder desmontar para que no se trague las partes. Al igual que los juguetes de bebés.
  • El escudo del chupete debe ser lo suficientemente grande como para que no le entre en la boca.
  • El escudo deberá tener unos orificios para que en caso de que el bebé sea un bocazas no se asfixie.
  • La tetina deberá ser flexible
  • Deberá venderse envasado y lo más importante, el envase deberá venir etiquetado correctamente con todas las instrucciones y advertencias.

Luego, realmente lo único que has de mirar es que el chupete venga envasado con sus correspondientes sellos e instrucciones.

Forma del chupete: Anatómica, fisiológica o de cereza.

Existen tres formas de chupete, todas válidas y aprobadas por los pediatras:

  • Tetina anatómica: es la tetina con forma de gota aplastada. Esta forma suele gustar más a los recién nacidos ya que imita al pezón de la madre. Lo único con lo que hay que tener en cuenta es que lo tenga en posición correcta. Este tipo de tetina no deforma el paladar ni da problemas en la dentición.
  • Tetina fisiológica o de gota: Esta es una tetina es simétrica pero que no redonda, está achatada, más plana. Este tipo de tetina tampoco deforma el paladar ni da problemas con la dentición. La ventaja sobre la tetina anatómica es que al ser simétrica no hay que preocuparse por la posición del chupete, la desventaja, que a los recién nacidos les puede gustar un poco menos.
  • Tetina de cereza: Esta tetina es circular, con un uso moderado no da problemas, pero si tu bebé abusa del chupete puede dar problemas, deformando el paladar y los dientes al salir. Es la tetina que menos se ve en farmacias por los problemas antes comentados, si es posible, lo mejor es que le des unos de los otros tipos de chupete ya que dan menos problemas que los de cereza.

Talla del chupete

Como en todo, el chupete de tu hijo deberá de ser del tamaño adecuado. Dependiendo el fabricante los chupetes pueden ser de una talla u otra, pero a grandes rasgos tenemos las siguientes tallas:

  • Talla 0: Son chupetes para recién nacidos, más o menos desde el nacimiento hasta los 4 meses.
  • Talla 1: hasta los 6 meses.
  • Talla 2: de los 6 a los 12 meses.
  • Talla 3: de los 12 meses en adelante.

Aunque de vez en cuando se vean niños de más de tres años con el chupete, esto no es sano, y les deformará la boca. Por mucho que duela ver llorar a tu hijo unos días por culpa de haberle quitado el chupete es algo que se debe hacer, y cuanto antes mejor. Los chupetes son para los bebés, para suplir su instinto de mamar, a partir de los dos años se les debería quitar por su propio bien.

Material del chupete

Al igual que en los biberones tenemos dos materiales, silicona y látex:

  • Silicona: Es transparente y un poco más dura, se desgasta menos pero es menos resistente a mordiscos
  • Latex: Es marrón, un poco más blanda y se desgasta más rápido (se vuelve pegajosa) pero es más resistente a mordiscos.

En ambos casos hay que vigilar que esté en buen estado. He leído que se recomienda la tetina de látex cuando al bebé le han salido los dientes, pero si tu bebé no tiende a morder el chupete no hay problema con ninguno de los dos materiales.

Chupetes especiales

Existen una serie de chupetes pensados para una situación concreta, como por ejemplo, dispensar medicamentos, dormir o para medir la temperatura del bebé

Chupete dispensador de medicamentos

A menudo es difícil convencer al bebé para que tome la medicina. Se revuelve, cierra la boca o escupe la medicina haciendo imposible el saber si se la ha tomado o en que cantidad. Para esto se han diseñado estos chupetes.

Los chupetes dispensadores de alimentos son chupetes con un depósito donde poner la medicina. Los hay en varios formatos, dependiendo del depósito:

  • Con el depósito en forma de jeringuilla: Con estos lo que haces es colocarle el chupete a tu hijo y presionar la jeringuilla. Pasará la medicina a través de la tetina a la boca de tu hijo.
  • Con depósito normal: Funcionan como un biberón con un mini depósito, de tal forma que cuando el bebé succiona el chupete va ingiriendo la medicina.

Chupete para dormir

Se recomienda que cuando el bebé duerme con chupete este sea entero de látex, es decir, la tetina, el escudo y que no tenga anilla. De esta forma se reduce la presión que pueda generar el chupete contra la cara del bebé dependiendo de la postura en la que duerma.

Chupete termómetro

Este tipo de chupetes no son más que lo que su nombre indica. A veces es difícil medir la temperatura del niño. Recordemos, que cambia la temperatura dependiendo de donde midamos. En la axila será un grado inferior a la temperatura en la boca.

Conclusiones

Al igual que con los biberones, todo chupete que compres en un lugar serio cumplirá todas las medidas de seguridad. Nosotros, personalmente empezamos con un chupete Nuk para recién nacidos con tetina de látex y después cambiamos a los Suavinex con forma de gota (fisiológicos) con tetina de silicona. Nuestro hijo, por ahora, no tiende a morder los chupetes y no ha roto ninguno. Se los hemos ido cambiando conforme se les iban quedando pequeños o envejecían (los de látex).

Personalmente, creo que a menudo se le da un mal uso al chupete dejandoselo al niño todo el día, aunque no lo pida. Creo que lo más sano es darle el chupete al niño cuando lo pida, es decir, cuando le pueda calmar. Creo que dejarle el chupe todo el tiempo es crearle un mal hábito, pero claro, cada niño es un mundo!

Summary
Review Date
Reviewed Item
Chupetes y cómo elegirlo ✔
Author Rating
51star1star1star1star1star