Cuidados del cordón umbilical en recién nacidos

El cordón umbilical ha sido el conducto que ha conectado a madre e hijo durante todo el embarazo. Por este conducto el bebé ha recibido todo lo que necesitaba para desarrollarse como el oxígeno y nutrientes.

El cordón umbilical está formado por tres conductos, dos arterias y una vena, por los que se produce el tránsito entre la placenta y el bebé. Además, desde hace un tiempo, se sabe que el cordón umbilical contiene células madre sanguíneas. Si tu bebé aún no ha nacido informate acerca de la donación de sangre del cordón umbilical.

En el momento del parto se corta el cordón umbilical y se sella con una pinza. Esto deja un trozo de cordón de unos pocos centímetros adherida a la piel del bebé que al secarse y caerse formará el ombligo.

Cuando se cae el cordón umbilical

Una vez se corta el cordón de la placenta este pasa a ser tejido muerto, no tiene terminaciones nerviosas y se irá secando poco a poco hasta que un día se caiga.

El tiempo en caerse depende del tipo de parto que hayas tenido:

  • Parto normal o eutócico: entre 5 y 12 días.
  • Parto por cesárea: entre 12 y 15 días.

Estos valores son únicamente lo que suele pasar y es completamente habitual que tarde hasta tres semanas en caerse. A partir del día 25 se recomienda consultar al pediatra para que lo revise.

Como curar el cordón umbilical

Tanto la Asociación Española de Pediatría como la OMS están de acuerdo en este punto, no es necesario usar ningún desinfectante.

Tradicionalmente se ha recomendado usar alcohol de 70º o Clorhexidina, pero revisando estudios en todo el mundo se ha llegado a la conclusión que no es necesario, el cordón tarda lo mismo en caerse usando dichos productos que sin usarlos, así que mejor ahorrárselos y evitar posibles contraindicaciones (El alcohol puede irritar la piel alrededor del ombligo si se pone demasiado).

Únicamente se recomienda el uso de desinfectantes si vives en entornos donde exista una falta de higiene o salubridad, es decir, si vives en una chabola cualquier precaución es poca.

Pasos para curar el cordón umbilical

Una vez aclarado que no es necesario el uso de desinfectantes, salvo que el médico te recomiende lo contrario, vamos a los pasos para curar el cordón umbilical:

  • Se debe realizar unas tres veces al día o cuando el cordón se moje.
  • Se debe tener cuidado que la orina no llegue al cordón, esto podría causar alguna infección.
  • En la medida de lo posible hay que mantener seco el cordón umbilical, es decir, puedes bañar al niño pero evitando que se moje el cordón y si se moja
  1. Lavarse bien las manos antes de empezar, el cordón no deja de ser una herida abierta y hay que cuidar la higiene.
  2. Retirar la gasa, es posible que se haya quedado un poco pegada al cordón por la normal supuración del cordón. Retirar con cuidado pero sin miedo, al bebé no le duele.
  3. Limpiar con una gasa limpia alrededor del ombligo. Mover la pinza hacia arriba para poder limpiar por debajo
  4. Con otra gasa enrollarla y atarla alrededor del ombligo. Si quieres usar desinfectantes en esta gasa pondrías unas gotas de alcohol o Clorhexidina.

¡Fin! ¿A que no era muy complicado?

Si vas a usar desinfectantes

Si a pesar de que los pediatras se han puesto de acuerdo en que no es necesario tu te sientes más tranquila haciéndolo como lo Debes tener en cuenta lo siguiente en caso de usar desinfectantes:

  • Usar alcohol de 70º o Clorhexidina, esta última es lo más recomendado por los pediatras.
  • No usar Betadine (povidona yodada): No está recomendado para niños menores de 3 años. Además, su color impide saber si el cordón se está curando bien.
  • No usar Mercromina: Su color impide observar si el cordón se está curando bien o no.
  • Solo es necesario poner un par de gotas en la gasa y no aplicar directamente sobre el cordón. Puede ser contraproducente.

Como saber si no se está curando bien

El cordón umbilical es piel muerta y como tal debe ir secándose hasta caerse, es decir, se irá ennegreciendo y adelgazando debido a que se está secando. Esto es lo normal.

¿Cuándo hay que preocuparse?

  • Si pasan más de 25 días y no se ha caído.
  • Cuando el niño tenga fiebre.
  • Cuando huela mal.
  • Cuando supure un líquido amarillento.
  • Cuando sangra. Es normal que manche la camiseta, gasa o pañal que esté en contacto con el cordón, pero si ves que es un sangrado y no solo una pequeña mancha debería revisarlo el pediatra.

Qué hacer tras la caída del cordón

Una vez que se cae el cordón umbilical puede quedar una parte más o menos grande de cordón adherida al ombligo, habitualmente no más grande que un garbanzo. A esta parte lo llamaremos muñón umbilical y será lo que al cicatrizar forme el ombligo.

Al ser una herida que debe secarse y cicatrizar se debe tratar como el resto del cordón:

  • Lavar con mucho cuidado, intenta no mojarlo durante los baños y si se moja secarlo bien.
  • Mantener seco
  • Observar que su evolución sea correcta.

Si crees que se le ha podido quedar un muñón muy grande es conveniente ir a la pediatra para que vea si es así.

Por otra parte, hay que vigilar que cicatrice correctamente, en algunos casos sucede que se forma una especie de bultito rosado que sangra un poco, es lo que se conoce como granuloma, si ves que ocurre así deberás ir al pediatra para que examine el ombligo y te indique el tratamiento. Habitualmente suele ser un tratamiento con nitrato de plata, el cual seca la herida y hace que deje de supurar.

Un último consejo, en algunos lugares es común ponerles a los niños una ombliguera con una moneda en el ombligo para que el ombligo no quede salido. Este es uno de los remedios de la abuela que es perjudicial. El ombligo queda correctamente por sí mismo, no es necesario poner la moneda. El poner una moneda presionando el ombligo a medio cicatrizar lo único que puede hacer es que el niño coja una infección. No lo hagas!

Ficha del artículo
Fecha
Artículo
Cuidado del cordón umbilical.
Valoración del autor
51star1star1star1star1star

Deja un comentario