Dar el pecho, diez consejos que deberías saber antes de dar a luz!

Es necesario, para toda madre que desee dar el pecho a su hijo aprender todo lo posible antes de dar a luz. Cuando el bebé venga, estarás agotada del parto, las tomas, los nervios, etc. Los siguientes consejos vienen a ayudar para una lactancia exitosa

Consejos de lactancia

  1. Cuanto antes mejor: La lactancia ha de comenzar lo antes posible, a ser posible durante la primera hora después del parto, cuando el bebé está despierto y el instinto de succión es fuerte. A pesar de que aun no vas a tener leche, si que vas a tener el calostro, un líquido que produce el durante el parto y los primeros días después del parto, compuesto por inmunoglobulinas, agua, proteínas, grasas y carbohidratos de color amarillento.
  2. La posición deberá ser correcta: La boca del bebé deberá estar completamente abierta, con el pezón lo más dentro posible de la boca. Esta posición además minimiza el dolor para la madre. Tras el parto podrás pedir ayuda a las enfermeras de neonatos para que te orienten y puedas dar el pecho de forma cómoda.
  3. Dale de comer a demanda: Los recién nacidos necesitan amamantar con frecuencia, aproximadamente cada dos horas, pero el horario no es estricto. Esto ayuda a estimular la producción de leche de la madre. Más adelante, el bebé irá cogiendo una rutina más predecible. Esto contrasta con los bebés alimentados con biberón. La leche materna es más fácil de digerir que la leche de fórmula. Mientras los bebés alimentados con fórmula tienden a comer cada 3 horas, con los bebés alimentados de leche no se puede predecir exactamente (la composición de la leche cambia continuamente), pero suele ser más frecuente.
  4. No le des suplementos tras las tomas: Los bebés no necesitan suplementos de fórmula (y mucho menos de azúcar). El complementarle las tomas tiene dos efectos: por una parte, el bebé se acostumbra al biberón pudiendo rechazar el pecho; por otra parte, al amamantar menos al bebé puedes producir menos leche por la menor demanda. Cuanto más mame el bebé, más producirá la madre.
  5. Espera antes de introducir el chupete: Es mejor esperar una semana o dos antes de introducir un chupete para que el bebé no se confunda. Los chupetes inducen una succión diferente a la de los pezones de la madre. Beber del biberón también podría confundir al bebé en los primeros días. Recuerda que ellos también tienen que aprender a mamar.
  6. Al aire libre: Durante las primeras semanas tras el parto es recomendable que deje secar los pezones al aire tras cada toma. Esto ayuda a evitar que se agrieten los pezones y pueda dar lugar a una infección. Al poco tiempo tus pezones se endurecerán y dejará de ser necesario. Si tus pezones se agrietan, puedes darte tras cada toma con leche materna u otros hidratantes naturales como el aceite de oliva. Hay que tener cuidado con que usar ya que alguna vez los bebés son alérgicos al producto. Recuerda que una posición correcta a la hora de dar el pecho, con el bebé bien enganchado, previene estas molestias.
  7. Cuidado con las infecciones: Los síntomas de una infección en los senos incluyen fiebre y bultos dolorosos y enrojecimiento. En caso de sospechar que puedas estar empezando a tener una infección ve rápidamente al médico.
  8. Paciencia con el pecho congestionado: Tras el parto, la madre suele producir mucha leche, haciendo que se agranden y endurezcan sus pechos. Este proceso puede llevar a que te duela el pecho durante unos días. Para aliviar esta congestión alimente al bebé con frecuencia y a demanda. Tras unos días tu cuerpo se ajustará y producirá solamente lo que el bebé necesita. Mientras tanto puedes tomar algún analgesico sin receta como el paracetamol para aliviar el dolor.  (En caso de duda consultar e-lactancia.org)
  9. Come bien, descansa lo que puedas e hidrátate: Para producir suficiente leche necesitarás una dieta equilibrada. Tu cuerpo te guiará, pero lo normal es ingerir unas 500 calorías extras al día. Hidratarte normalmente bebiendo unos dos litros de agua. También debes intentar descansar lo máximo posible posible para prevenir infecciones. La falta de sueño puede llevar a un debilitamiento del sistema inmunitario.
  10. Pide ayuda cuando no sepas: Nadie nace sabiendo, los primeros días con el bebé pueden ser duros. Ante cualquier duda pregunta a tu matrona u otro profesional de la lactancia.

Categorised in:

Deja un comentario