Lactancia materna

Beneficios de la lactancia materna

lactancia materna
lactancia materna

La lactancia materna es el mejor opción para alimentar al bebé, eso lo sabemos todos, pero es que también tiene importantes beneficios para la madres. Pasamos a continuación a ver las ventajas de la lactancia materna:

Para el bebé:

Los principales beneficios para la madre son los siguientes:

  • Ayuda a prevenir las alergias.
  • Tu hijo tendrá una menor predisposición a tener infecciones de oído.
  • Tendrá menos problemas digestivos que con la leche de fórmula, como son los gases, el estreñimiento o la diarrea.
  • Previene las infecciones estomacales.
  • Previene las enfermedades respiratorias como las bronquitis y las neumonías.
  • Disminuye el riesgo de diabetes.
  • Menos probabilidad de problemas de obesidad.
  • Con leche materna se tienen menos caries.
  • Se dan menos casos de muerte súbita del lactante.
  • Ayuda a recuperarse tras el embarazo, perdiendo peso más rápidamente.
  • Retrasa el inicio de la menstruación. Ojo, no confiarse, la lactancia no es un método anticonceptivo.
  • Disminuye el riesgo de algunas enfermedades como algunos tipos de cáncer, obesidad o problemas cardiacos
  • Crea un gran vinculo entre madre y bebé

Además de estos beneficios podemos encontrar otras ventajas como la económica, la leche de fórmula es cara, o la logística, no hay que estar limpiando y esterilizando los biberones, no tienes que estar cargando con distintos botes cada vez que sales por la puerta (un termo con agua, la leche en polvo, los biberones, …).

Lactancia materna exclusiva

Se llama lactancia exclusiva o lactancia natural a la alimentación a base de leche materna de tu hijo, al 100%, sin ningún otro tipo de complemento. Como hemos visto anteriormente la leche materna es el mejor alimento que le puedes dar, es un alimento mucho más completo que la leche de fórmula, por muy buena que sea esta.

Hasta cuando debe durar la lactancia materna

Tanto la Organización Mundial de la Salud como UNICEF recomiendan la duración de la lactancia materna exclusiva hasta los seis primeros meses de vida y a partir de ese momento ir introduciendo alimentos hasta los dos años.

Cómo dar el pecho

Está demostrado que es beneficioso a la hora de dar el pecho empezar a darlo cuanto antes mejor, a ser posible, en la media hora después de dar a luz según recoge el decálogo de la OMS para fomentar la lactancia desde el hospital.

En un principio basta con dejar al recién nacido piel con piel con la madre. Tras un poco de descanso el bebé empezará a buscar el pecho de su madre. Dicen las matronas en las clases preparto que el solo es capaz de encontrar el pecho de su madre. En mi experiencia, con mis dos hijos no ha sido tan fácil ya que los niños también nacen agotados. Lo mejor es guiarlo y ofrecerle el pecho.

Las primeras tomas

Se haya podido o no dar el pecho nada más nacer, cuando llegues a la habitación deberías ponerte de nuevo al pecho a tu hijo. Para aprender a amamantar a tu hijo lo mejor es usar la postura habitual, con la madre sentada, con la espalda apoyada cómodamente y sujetando al bebé con el antebrazo. Más adelante ya habrá tiempo para probar otras posturas.

Tras hacer una primera toma lo habitual es que el bebé se duerma unas cuantas horas. El también  está agotado. Lo mejor es aprovechar este tiempo para descansar, teniendo cerca al niño por si da muestras de volver a querer alimentarse.

En estos primeros días lo que tendrás es calostro, como explicamos anteriormente es suficiente alimento para este tiempo hasta que te suba la leche.

Un consejo, las visitas pueden esperar, no es conveniente en estos momentos tener a un montón de gente dando vueltas por la habitación mientras aprendéis madre e hijo a alimentarle / alimentarse.

Los primeros días

Una vez establecida la lactancia en el hospital es importante ser paciente y confiar en una misma y en tu instinto para alimentar a tu hijo. Deberás ofrecerle el pecho cada vez que haga gestos de querer comer, no tiene por que llorar para que le des de comer, antes de llorar ya hace otros gestos como moverse inquieto buscando o se come las manos. Se le debe ofrecer el  pecho no menos de 8 veces al día, más o menos cada tres horas, pero es posible que haga tomas muy cortas y quiera comer antes.

Como hemos explicado antes, cuando el bebé se pone al pecho se genera la hormona prolactina, que es la encargada de dar la orden de producir la leche. Cuanto más tiempo esté al pecho más leche tendrás una vez que se produzca la subida.

Por hacer una analogía, los pechos no son un depósito de leche, son más bien un grifo y cuanta más leche tome tu hijo más leche produciras.

Una vez establecida la lactancia materna

Pasados unos días, si todo va bien, verás como empieza a ser más fácil, el bebé se irá acostumbrando a hacer unas tomas más regulares y puedes empezar a probar otras posturas. Aquí enlazo a un artículo sobre varias posiciones para la lactancia materna que puedes probar para dar el pecho más cómodamente.

Pasado un mes puedes empezar a pensar en ganar un poco de autonomía extrayendote la leche para poder seguir alimentando a tu bebe de tu leche cuando tengas que separarte de en algún periodo. Sobre la extracción de leche hablaremos más adelante.

Consejos a la hora de dar el pecho

  • Controla que el agarre sea correcto, si el bebé no se engancha bien te hará daño y podrían salir grietas en el pezón.
  • Cuando le des de mamar agota siempre un pecho antes de pasar al otro, la leche del final del pecho es más calórica que la del principio.
  • Si ves que se queda con hambre consulta a un especialista. Lo más importante es que el bebé esté bien alimentado.
  • Confia en ti misma, a menudo se deja la lactancia materna exclusiva por falsas apreciaciones, como que no tienes suficiente leche o que tu leche no es buena. En la mayor parte de los casos esto viene por falsos mitos y creencias como que el bebé debe aguantar tres horas tras una toma.
  • Ten a mano alguna crema para proteger el pecho y que sea apta para la lactancia. Por ejemplo, Purelan 100 de Medela. También se puede usar aceite de oliva.
  • También deberías tener a mano un sacaleches, para vaciar los pechos tras la tomas, para crear un banco de leche o para darle un descanso a tu pecho cuando lo tengas dolorido.

 

Lactancia artificial con leche de fórmula

Bebé tomando biberón
Bebé tomando biberón

En caso de no poder o no querer dar el pecho la alternativa es la leche de fórmula o leche artificial. Se trata de un preparado a partir de leche de vaca para intentar imitar la composición de la leche materna.

A un niño no se le debe dar directamente leche de vaca debido a que tiene demasiadas proteínas entre otras sustancias. Como se puede ver en la siguiente tabla donde se compara la leche artificial, con la leche vaca y la leche materna.

Composición de la leche materna, de vaca y de fórmula
Composición de la leche materna, de vaca y de fórmula

La desventaja de la leche de fórmula es que no contiene las inmunoglobulinas que contiene la leche materna, es decir, las defensas. Por lo demás es un alimento válido con el que nos hemos criado muchos de nosotros.

Ventajas y motivos de la lactancia artificial

Los principales motivos sin ánimo de ser exhaustivo para optar por una lactancia artificial son los siguientes:

  • En casos de bebés prematuros, por tener un reflejo de succión débil que les impide agarrarse al pecho.
  • Dolores durante la lactancia: a menudo, tras llevar un tiempo con la lactancia materna, la madre puede tener problemas de grietas en el pezón, mastitis u otras molestias. Mi recomendación es pedir ayuda a un especialista antes de dar este paso. Igual con un poco de ayuda estos problemas tienen solución.
  • La madre debe tomar medicamentos que no son aptos para la lactancia.
  • La reincorporación al trabajo.
  • Periodos de distanciamiento entre la madre y el bebé.
  • Elección de la madre.

Las ventajas de la lactancia artificial frente a la materna son claras, principalmente la madre gana libertad a la hora de poder ir a trabajar, salir a hacer algún recado o por lo que sea. Además, el padre se puede involucrar mucho más en esta etapa de su hijo al poder ayudar con los biberones, fortaleciendo el vinculo padre-hijo que de con la lactancia materna queda en un segundo plano.

Tipos de leche de fórmula

Se sabe que la leche materna va variando con el tiempo, adaptándose a las necesidades de tu hijo. De igual forma, hay varios tipos de leche de fórmula según las necesidades del niño

Tipos de leche artificial o de fórmula
Tipos de leche artificial o de fórmula
Tipo 1: Leche de inicioEs la indicada desde el nacimiento hasta los seis meses de edad. Durante esta etapa no se le debe dar leche de vaca ya que como hemos visto tiene demasiadas proteínas y los bebés no son capaces de digerirlas correctamente. Antiguamente se le daba leche de burra, por ser más parecida a la materna.
Tipo 2: Leche de continuaciónEs la recomendada desde los seis meses hasta el año. Hay controversia con respecto a esta leche debido a que hay quien recomienda cambiar a leche de vaca en este punto y otros recomiendan mantener la de inicio hasta el año. La principal ventaja respecto a la de iniciación es que es más barata. El contenido proteico es un poco superior al de la leche de tipo 1 pero aun inferior a la de vaca.
Tipo 3: Leche de continuaciónSi con el tipo 2 hay controversia con la de tipo 3 ya no hay duda. No es necesaria. Tu hijo debería llevar ya un tiempo complementando su dieta con todo tipo de alimentos. Las empresas nos la intentan vender por las vitaminas que añaden pero si tu hijo tiene una alimentación normal no es necesaria.

Además de estas leches, en el supermercado podrás ver otras en distintos formatos, como en tetrabrik, en principio ninguna de estas es necesaria para la correcta alimentación del bebé.

La mejor leche de fórmula para un recién nacido

En principio no existe una leche que sea la mejor para un recién nacido. La composición de las leches está regulada y salvo pequeños detalles todas son iguales. Es verdad que hay una gran variedad de precios de leches para lactantes, pero cualquier leche adecuada para su edad a la venta es buena y tiene todos los nutrientes necesarios.

Lo que sí hay que tener en cuenta es que, por estas pequeñas diferencias, algunas leches le sientan mejor a un niño y otras a otros niños. Mi recomendación es que compres la que mejor te parezca, sin irte a la más cara, ya que no es necesariamente mejor y que tenga una relación calidad precio adecuada.

A nuestro hijo mayor empezamos dándole Almirón, que es bastante cara y al poco tiempo cambiamos a Hero por ser más asequible (valía la mitad) y nos fue muy bien con las dos. Ahora con nuestra hija pequeña parece que le sienta mal la leche que le dábamos y estamos probando con Blemil, que parece que la digiere mejor.

Lo que no se debe hacer es cambiarle la leche constantemente ya que el niño puede no adaptarse bien a los cambios.

Las tomas con la leche de fórmula

Aunque cada niño es un mundo, con la leche de fórmula las tomas suelen ser más regulares, cada tres horas. Los primeros meses se le debe dar también a demanda, no es necesario esperar a que se cumplan las tres horas para darle el siguiente biberón pero conforme va pasando el tiempo lo mejor es ir inculcándole una rutina.

Antiguamente se usaban unas tablas para saber cuánta leche había que darle, hoy en día solo se usan de forma orientativa.

 

EdadTOMAS BIBERON BEBECantidad en cada TOMA
2 días6-710-20
3 días6-730-40
4-6 días6-750
6-8 días6-760-70
9-15 días6-780-90
1 mes6-7110-120
2 meses6120
3 meses5-6150-180
4 meses4180-210
5 meses4210 en adelante

Como puedes ver, con el paso del tiempo las tomas se van reduciendo y aumentando la cantidad en cada toma. La cantidad de biberón para un recién nacido oscila entre los 10 ml y los 20 ml.

A partir de los 4 meses se puede empezar a incluir alimentación complementaria, como puede ser una papilla de frutas o echarle unos cereales a la leche.

La mejor forma de saber que tu hijo ha quedado saciado es que se deje un poco de biberón tras la toma. Por ejemplo, si tu bebé tiene dos meses hazle un biberón de 120 ml, si al acabar se deja mucho biberón lo ajustes para que no le sobre tanto, si ves que se lo acaba el próximo házselo de 150 ml. Cuando los de 150ml se los empiece a acabar aumenta la dosis a 180 ml y así paulatinamente.

Lactancia mixta

Se llama lactancia mixta a la lactancia materna complementada con lactancia artificial. Suele ser la opción elegida cuando el bebé no se alimenta lo suficiente con el pecho de la madre pero la madre quiere seguir dándole el pecho por los beneficios para su hijo de la lactancia materna.

Motivos de la lactancia mixta

Los motivos son variados, dependiendo de si es en los primeros días de vida o mas adelante.

Durante los primeros días del recién nacido

  • El bebé no toma bien el pecho.
  • El niño ha nacido prematuro y aún no tiene fuerza suficiente
  • El bebé es muy grande y necesita más leche.
  • Inseguridad de la madre con la lactancia materna, es decir, la madre cree que no tiene suficiente leche.

Cuando un niño nace, nace muy cansado y a menudo le es difícil mamar y si es prematuro más aún. Durante los dos primeros días, es habitual que los bebés hagan tomas muy cortas y se queden dormidos al momento y esto puede dar lugar a que la madre piense que no se están alimentando lo suficiente. Para saber si es así debemos controlar el peso del recién nacido.

  • Si el bebé se está alimentando bien: Los primeros dos días perderá alrededor de un 10% de su peso para después empezar a recuperarlo poco a poco. También deberá empezar a estar más activo.
  • Si el bebé se alimenta mal: Pasados los dos primeros días no recupera peso o recupera muy poquito. El bebé se encuentra muy irritable, tras comer no se calma y a veces cuando está dormido cuesta mucho despertarle.

En el segundo caso hay que estudiar que le está ocurriendo, puede ser por situaciones tan variadas como que no se le ofrece suficiente el pecho, siendo recomendable ofrecérselo cada dos horas por el día además de cada vez que pida. Puede ser porque no se le esté dando correctamente y haya que corregir la postura o puede ser que por alguna medicación la madre produzca menos leche (hipogalactia).

Si mientras se solucionan estos problemas el bebé no se alimenta razonablemente será necesaria la lactancia mixta.

Si el bebé no se alimenta bien cada vez tendrá menos fuerzas para agarrarse al pecho y esto puede llevar que se corte completamente la lactancia materna. En caso de que la situación se prolongue el bebé puede empezar a rechazar el pecho ya que no obtiene lo que necesita.

Cómo realizar la lactancia mixta con un recién nacido

Existen varios miedos que se dan cuando se introduce la lactancia mixta:

  • Que el bebé se acostumbre a la leche artificial y rechace el pecho.
  • Que aparezca alguna alergia a la leche de vaca.

Lo primero a tener en cuenta es que si la lactancia mixta es necesaria lo mejor es no demorarla para evitar que el niño no se frustre de no obtener el alimento suficiente del pecho.

Para evitar que el niño rechace el pecho por la facilidad de alimentarse con un biberón deberemos intentar usar biberones que se asemejen al pecho en sistema y dificultad. Un ejemplo de estos biberones es el biberón Calma de Medela.

Además deberemos seguir las siguientes instrucciones:

  • Ofrecer siempre primero el pecho.
  • Ofrecer el pecho muy a menudo, cada dos horas por el día y cuatro por la noche.
  • Darle la leche artificial justo al terminar de darle de los dos pechos.
  • Si el bebé se queda tranquilo, aunque no sea mucho tiempo, no darle el biberón. Por ejemplo, si se duerme una hora, al despertarse volver a darle del pecho y solo darle la leche artificial cuando no queda saciado.

Si te fijas, el objetivo de estas directrices es que el bebé tome lo mínimo de suplemento y siga estimulando la producción de leche materna, para que pasados unos días no sea necesaria la leche de fórmula y pueda alimentarse únicamente del pecho.

Cantidades en la lactancia mixta

Este punto es sencillo, el bebé deberá quedar saciado cuando le das el suplemento, es decir debes hacerle la cantidad suficiente para que sobre un poco de biberón.

Anteriormente hablamos de las cantidades con la lactancia artificial, esas cantidades pueden ser orientativas para saber de cuanto prepararle el biberón.

Otros motivos por los que elegir lactancia mixta

Tras hablar de cuando hay que suplementar necesariamente la dieta del recién nacido ahora vamos a hablar de los otros motivos que puedes llevar a una madre elegir la lactancia mixta.

  • Periodos concretos del día en los que se separa de su hijo.
  • Incorporación al mercado laboral.
  • Decisión de la madre.
  • Transición hacia el final de la lactancia materna.

Tras unos mese de lactancia materna muchas madres necesitan reincorporarse al mercado laboral, o tener más autonomía a lo largo del día. En estos casos yo recomendaría el uso del sacaleches si es antes de los seis meses si se quiere mantener la lactancia exclusiva.

En caso de no querer esta opción lo habitual es pasar a alternar tomas. Cuando la madre está en casa le da leche materna y cuando no está o el niño está en la guardería le dan leche artificial. Una alternativa diferente a introducir leche artificial es la de empezar a introducir nuevos alimentos en la dieta a partir de los cuatro meses. Pueden ser purés o papillas de frutas.

En caso de darle leche de fórmula las tomas deberán ser de la cantidad suficiente para que el niño quede saciado como ya vimos en el  apartado de lactancia artificial.

Lo habitual es que este paso de empezar con la lactancia materna termine con la lactancia materna a medio plazo.

Biberones para mantener la lactancia materna

Existen diferentes utensilios para evitar que los bebés se acostumbren al biberón. Desde los biberones que imitan el pecho materno, pasando por cucharas o sondas que se ponen junto al pezón de la madre para que el niño piense que está mamando del pecho.

Unos ejemplo de estos productos serían:

Cuchara-biberón Medela SoftCup

Biberón-cuchara

Medela SoftCup

Tetina Calma

Relactador

Además de estos productos existen muchas otras alternativas que te podrá indicar tu pediatra o matrona.