Tengo poca leche

Muchas madres expresan preocupación y dudas con respecto a si van a tener suficiente leche para nutrir a sus hijos. Hoy en día sabemos que, salvo excepciones, las madres generan la cantidad necesaria de leche que precisan sus bebés si el agarre es adecuado y la lactancia es a demanda. En el momento en que una madre piensa que tiene poca leche, lo común es que se trate de alguno de los estos casos:

Por problemas en la postura

La posición del bebé o bien el agarre del pecho no es conveniente: Hay leche, pero el bebé no consigue succionarla. Si esto se perpetúa y el bebé no vacía las mamas, estas dejan de producir tanta leche ya que entienden que sobra. Un síntoma de un mal agarre es el dolor al mamar o que se te produzcan fisuras en el pezón. Se debe corregir la posición y el enganche del niño, tanto para que se alimente bien como para que no duela. Dos ejemplos:

Estos problemas no son fáciles de ver por la propia madre, lo mejor es pedir ayuda a un profesional que te pueda ayudar como el pediatra o la matrona o algún grupo de lactancia) Ellos sabrán ver el problema y corregir la postura para que el niño se alimente bien y a ti no te duela ni produzca fisuras.

 

Si el bebé mama menos de ocho veces al día o bien las tomas duran muy poco

En estos casos, en los que el bebé no mama a demanda, le va a ser bastante difícil tomar toda la leche que precisa. Posiblemente te debas plantear la extracción de leche de forma manual o con sacaleches.

Hay leche pero la madre nota “la subida” y duda de que tenga suficiente

Durante los primeros dos días, el bebé se nutre del calostro de su madre. Este calostro es dificil de apreciar por la madre ya que es difícil extraerlo. Por otra parte, tras la subida, poquísimas madres aprecian que la leche sale a chorro o bien que mojan los empapadores, lo que les hace dudar de tener la suficiente, no obstante, la mayor parte generan la leche que su bebé precisa. Desde el tercer día, si el bebé mama de forma conveniente, más de ocho veces al día y hace tres o bien más deposiciones al día, se está nutriendo adecuadamente.

El bebé crece y de repente tarda mucho menos en hacer las tomas

Conforme crece el bebé, tarda menos en hacer las tomas y extrae la leche más con eficacia, como el cambio ocurre de forma brusca, muchas madres piensan que no come apropiadamente o bien que deja el pecho tan pronto porque no tiene suficiente leche. Si el pequeño está apacible y feliz y moja alrededor de cinco pañales diarios, es que está tomando la leche que precisa.

También hay otro caso que es pasajero, que es cuando el bebé de un estirón brusco y tiene un aumento repentino del apetito. Este caso lo hablaremos en otro punto llamado “baches de lactancia”.

Recomendaciones para aumentar la leche materna

Si el bebé está contento, duerme bien una o dos horas seguidas y parece enfermo es que está tomando suficiente leche. Si el bebé moja menos de cinco pañales al día o bien la orina es muy concentrada, posiblemente esté tomando poca leche y deberías preguntar a la matrona o pediatra para que valoren si se está alimentando bien.


Categorised in: ,

Deja un comentario