Biberon10! – Todo acerca de los biberones

3520 biberones toman de media los bebés en sus tres primeros años de vida.

Y si el bebé va a usar el biberón que le des unas 3520 veces es importante elegir un buen biberón con el que pueda alimentarse cómodamente y, en la medida de lo posible, evitar lo cólicos.

En esta guía os explicaré de 0 a 100 todo lo relacionado con los biberones. Desde cómo elegir un biberón, cuales son los principales tipos o en qué caso se usa cada uno hasta cómo preparar un biberón, cómo calentarlo y los problemas comunes a los que nos enfrentamos los padres: desde la acumulación de gases, vómitos, caries, y mucho más.

Tómate tu tiempo o usa el índice para navegar por esta guia que es casi un libro!

Es muy importante elegir bien el primer biberón que compres, ya que será al que se acostumbre, después será casi imposible cambiarle de biberón.

Que debes saber antes de comprar un biberón

Nada más acercarte al estante de los biberones del carrefour más cercano uno puede quedar abrumado. Todas las marcas dicen tener la fórmula para conseguir el biberón más natural posible, más bonito, con el que nuestro bebé trague menos gases o con la mejor tetina. Pero como en todas las compras debemos abstraernos durante un momento de lo que nos intentan vender y ver realmente qué es lo que ofrecen. Estos son los puntos básicos a la hora de elegir un biberón

¿Biberón de cristal o plástico?

Cada uno tiene sus ventajas, mientras unos son más bonitos otros son más resistentes. Estos son los principales pros y contras de cada uno:

Biberones de cristal

Pros:

  • Fáciles de limpiar: No tendrás problema por meterlos al lavavajillas o lavarlo con estropajo.
  • No se rallan: Frente a los biberones de plástico, que si los friegas con un estropajo en poco tiempo empezarán a rallarse.
  • No absorben olores: ¿Habéis reutilizado durante un tiempo alguna vez una botella de agua? Con los biberones de vidrio no te sucederá.
  • Duraderos: Si no los rompes por un mal golpe o una caída tendrás biberón de por vida.

Contras:

  • Frágiles: Es cristal, una caída o un mal golpe puede romperlos. Nunca se lo podrás dejar a tu hijo para que coma él solo.
  • Pesados: Si tu hijo come lentamente se te puede llegar a cansar el brazo.

Biberones de plástico

Pros:

  • Ligeros: Muy útil cuando tu bebé come lento y también para cuando tiene unos meses y puede sujetar el solo el biberón.
  • Resistentes: No se rompen con una caída, nuestro hijo ha tirado o se le ha caido el biberón un millón de veces.

Contras:

  • Se rallan: Con el tiempo, a base de lavarlos y de su uso diario terminarán rallados.
  • Difíciles de limpiar: el problema de que se rayen ya no es solo estetico. Será difícil quitar la suciedad que se pueda incrustar en las rayaduras.
  • Menos duraderos: Cada ciertos meses, cuando detectes que el biberón empieza a estar muy rayado deberás cambiarlo para evitar que puedan crecer gérmenes en las hendiduras.
  • Absorben olores: al igual que las botellas de plástico cuando las reutilizas, pasado un tiempo notarás que el biberón huele.

En cualquier caso yo prefiero los biberones de plástico, aunque sean menos duraderos pienso que la fragilidad de los biberones de cristal es suficiente para descartarlos. Eso sí, hay que comprobar siempre que sean libres de BPA, bisfenol A, un compuesto con el que está prohibido fabricar los biberones por su toxicidad por ser un disruptor endocrino, es decir, produce desequilibrios en las hormonas.

¿Biberón con tetina de látex o silicona?

A simple vista puedes identificar dos tipos de tetina para el biberón, silicona y látex, es sencillo identificarlas según el material, las tetinas de silicona son las transparentes, y las de látex las marrones y al igual que con el material del biberón cada una tiene sus pros y contras.

Tetinas de látex

Las principales características son:

  • Color marrón: A algunas madres les parecen menos higiénicas al no ser transparentes, pero realmente es igual de fácil o difícil limpiarlas.
  • Más blandas: A los recién nacidos les suele gustar más al ser más fácil succionar.
  • Más flexibles y resistentes: el látex es un material muy flexible por lo que resiste muy bien los mordiscos que le dan los niños cuando le salen los dientes.
  • No son muy duraderas: tras unos tres meses de uso verás como la tetina se vuelve pegajosa, ha llegado la hora de renovarlas!

Tetinas de silicona

Las principales características son

  • Incoloras, transparentes: Es útil para asegurarse que están bien lavadas.
  • Más duras: Puede ser un inconveniente cuando el el bebé es recién nacido pero indiferente más adelante.
  • Más duraderas: si no se rayan y el bebé no las rompe mordiendolas duran mucho más que las de silicona.

Ambos materiales son igualmente sanos para nuestro hijo, en principio por la menor dureza y mayor flexibilidad de las tetinas de látex son recomendables mientras el bebé es muy pequeño. Hay que tener cuidado de limpiarlas muy bien ya que al no ser transparentes no es tan fácil saber si ha quedado algún rastro.

Una vez que el bebé tiene 6 meses o más, cuando se necesite cambiar las tetinas de látex porque ya están pegajosas, recomiendo pasar a las de silicona por su mayor durabilidad. A esa edad al bebé ya le da igual la dureza de la tetina y no tendrá ningún problema para adaptarse al cambio.

¿Biberón con tetina anatómica, fisiológica o de gota?

Otro punto muy importante de las tetinas es la forma que tienen. Este es un punto importante ya que es más difícil de cambiar una vez el bebé se acostumbra. Con nuestro hijo mayor teníamos varias muestras de biberones al nacer, concretamente uno Nuk con tetina anatómica (aplanadas) y otro Suavinex con tetina fisiológica o clásica. Una vez se acostumbró a la tetina fisiológica simplemente no sabía comer de la otra.

Tetina anatómica

Son las tetinas que son más planas y su forma imita a la de un pezón cuando el bebé está mamando, no deforman el paladar. Son ideales para realizar el destete al tener una forma más familiar.

Por contra sólo se pueden usar en una posición lo cual es bastante incomodo a la hora de darle el biberón a tu hijo frente a las tetinas con varias posiciones. A veces los bebés intentan comer más rápido y otras más lento y aunque existan distintas tallas de tetina no vas a ir cambiando de tetina en mitad de un biberón.

Tetina fisiológica o clásica

Es una tetina redondeada y alargada con algunas rugosidades que ayudan al agarre del bebé. No deforman el paladar y tienen la posibilidad usarse en varias posiciones. Por ejemplo, las tetinas suavinex tienen tres posiciones, desde la posición 1 indicada para agua y recién nacidos hasta la posición tres para biberones con cereales.

Esto es muy útil porque durante una misma toma tu bebé puede empezar a comer con ansia, para lo cual una posición intermedia viene bien, evitando que se atragante y después, una vez se ha saciado un poco, cambiar a la posición tres para que fluya con mayor facilidad la leche y se acabe el biberón.

Tetina de gota

Este es un tipo de tetina que hoy en día ya casi ni se usa. El problema de estas tetinas es que pueden llegar a deformar el paladar. Son parecidas a las tetinas fisiológicas pero con la punta más gorda.

Yo no recomendaría su uso salvo que no hay forma de que coma con el resto de tetinas. Más aún, te será difícil encontrarlas en las farmácias.

El tamaño o talla de la tetina

Una vez que has elegido un tipo de tetina llega el momento de elegir el tamaño. Este punto habitualmente es sencillo ya que únicamente hay que guiarse por el uso que se le vaya a dar o por la edad del bebé.

Tamaño dependiendo del uso

Suelen tener tres tallas, pequeña, mediana y grande (P, M, G o en ingles S, M, L) igual que en la ropa. Es habitual encontrar este tallaje en las tetinas anatómicas o fisiológicas sin posiciones.

  • Pequeña: Indicada para el agua o leche materna. Al ser muy poco densa el agua cae fácilmente y no es necesario que tenga un orificio grande.
  • Mediana: Indicada para leche de formula. Al ser un poco más espesa que el agua necesita un orificio mayor.
  • Grande: indicado para biberones con cereales. Una vez que incluyes los cereales en el biberón además de espesarlo pueden aparecer grumos por no disolverse completamente. Es necesario un orificio más grande que no se atranque con pequeños grumos y que permita el paso de la leche con cereales o papilla.

Tamaño dependiendo de la edad

Es una clasificación complementaria a la anterior, suelen indicar a partir de cuándo es recomendable la tetina: 0+, 4+, 6+. Habitualmente también se usa la edad para recomendar tetinas de aprendizaje, es decir, antigoteo para que nuestro hijo vaya aprendiendo a beber solo y similares.

Talla única – Tetinas de varias posiciones

Adicionalmente tenemos las tetinas de varias posiciones, habitualmente tres, y dependiendo de la posición del biberón sale más o menos líquido. Son mis preferidas, como he comentado anteriormente los bebés no siempre comen a la misma velocidad, ni siquiera durante la misma toma de biberón, y es muy útil poder variar el flujo de leche simplemente girando el biberón.

¿Cual es el mejor biberón para un recién nacido?

Esta pregunta es difícil de responder, a priori cualquier biberón indicado para a partir de los 0 meses debería irle bien a nuestro hijo si este come bien y expulsa bien los gases tras las tomas. A partir de este punto tenemos dos casos:

  • Si nuestro hijo traga muchos gases: Si nuestro hijo tiene problemas con los gases deberíamos buscar un biberón anticólicos, como por ejemplo los de Dr Brown. Aunque todo los fabricantes dicen que sus biberones están diseñados para evitar la ingesta de gases por parte del bebé los biberones anticólicos propiamente dichos se diferencian por tener una válvula en la base de tal forma que cuando empinas el biberón y el bebé bebe entra aire por esa valvula.
  • Si le vamos a dar leche materna: En este caso el mejor biberón para un recién nacido que se alimente de leche materna es claramente el biberón Calma de Medela. Es un biberón con una tetina especial que imita el funcionamiento del pecho materno, esto ayuda a que el bebé no se acostumbre al biberón y rechace el pecho. Más adelante entraremos en más detalle.

Biberones anticólicos

Biberones Dr. Brown

Se trata de biberones diseñados para facilitar la entrada de aire en el biberón, de esta forma el bebé no tiene porque dejar de succionar para que entre aire al biberón, reduciendo la ingesta de gases.

Aunque todos los fabricantes dicen haber diseñado el biberón para reducir los gases que ingiere el bebé los biberones que son específicamente anticolicos se diferencian porque tienen una válvula que deja entrar el aire en el biberón en la base.

Son biberones un poco más caros y complejos que los normales, luego solo los recomiendo si ves que tu bebé se queda incomodo por los gases y no los expulsa manteniendolo erguido un rato tras la toma.

Actualmente, los biberones anticólicos más famosos son los de Dr. Brown’s, aunque también existen otros fabricantes como Mam.

Otros biberones

Existe un gran abanico de biberones para cualquier necesidad, desde el biberón normal de Suavinex o Nuk, hasta los biberones-cuchara, indicados para ayudar en la alimentación de prematuros, los Medela Calma para ayudar a compaginar la lactancia y el bibe o Dr’ Brown para reducir los cólicos. Si tienes alguna duda no dudes en preguntar y yo intentaré resolver tus dudas y ampliar el post.

Muchas gracias.

 

 

Ficha del artículo
Fecha
Artículo
Elegir el primer biberón ✔
Valoración del autor
51star1star1star1star1star

Deja un comentario